empresa limpieza madrid

Qué mantenimiento necesita cada tipo de suelo

14 diciembre 2016

Dime que suelo tienes y te diré el mantenimiento que necesita

El paso del tiempo, los fenómenos atmosféricos y el tránsito diario de personas sobre los distintos tipos de suelos existentes acaba mermando tanto sus propiedades como la apariencia estética que lucían desde su primer día.

Como empresa de limpieza en Madrid y especialistas en el tratamiento de suelos, desde Puligaviota te recomendamos que antes de tratar tus suelos de manera inadecuada debes tener en cuenta una serie de consejos de mantenimiento. Hoy nos centramos en los modelos más delicados.

como limpiar tipos de suelos

Mantenimiento según el tipo de suelo

  • Parquet: Este típico suelo acogedor por el que opta instalar en sus casas un alto porcentaje de la población española, en ocasiones acaba mostrándose deslucido. La principal causa se debe principalmente a que no se ha tratado correctamente. Para poner un remedio a tiempo y no tener que llegar al punto de tener que acuchillar estos suelos y barnizarlos lo mejor es que te olvides de la aplicación abundante de agua. La madera siempre ha tenido como principal enemigo a la humedad por lo que si decides pasar la fregona tiene que estar prácticamente seca. Si quieres que recupere parte de tu brillo, un buen truco es diluir un tapón de vinagre en el agua. Si notas muy reseco el suelo puedes hidratarlo cada dos meses aplicando cualquier tipo de aceite con un paño. Resulta muy útil poner fieltro a las patas de tus mesas y sillas para evitar rallar el parquet al arrastrarlas.
  • Hormigón impreso: Si el exterior de tu casa cuenta con zonas de hormigón impreso y ha perdido con el tiempo su brillo y su color podemos darte una solución muy eficaz. Echa agua sobre las zonas afectadas, ¿es el efecto visual que quieres conseguir? Si quieres que tus suelos luzcan de manera permanente el efecto mojado baja a una tienda especializada a comprar resina transparente. Cuando apliques el producto en el pavimento obtendrás el brillo color real de manera uniforme. 
  • Barro cocido: Si el paso del tiempo ha aportado a tus suelos de barro un color blanquecino (a consecuencia de la cal del agua que se ha ido impregnando con los lavados) puedes recuperar su tono de origen echando un poco de vinagre en el agua con el que los friegas a diario. Además, puedes recurrir a aceites vegetales naturales de plantas y semillas. El producto más recomendado es el aceite de linaza. Tan solo hay que aplicarlo en la superficie con un paño sobre el suelo y dejarlo reposar unos minutos para que lo absorba completamente. 
  • Gres: Es uno de los suelos más empleados a día de hoy porque son muy resistentes y apenas necesitan unos cuidados de mantenimiento. No obstante, si quieres mantenerlos como lucían desde el primer día tendrás que realizar algunas acciones tan sencillas como: elegir siempre productos especializados para este tipo de suelos de carácter no abrasivo u optar por el método más sencillo y eficaz por excelencia, agua tibia con un chorrito de amoníaco. Para obtener mejores resultados también puedes finalizar el trabajo pasando la mopa. 

¿Qué te han parecido los consejos de Puligaviota? En esta ocasión nos hemos centrado en los cuatro tipos de pavimentos que suelen generar mayores dudas para que sepas como mantenerlos correctamente.  En el caso de que tus suelos no recuperen la vitalidad que deseas, te recomendamos que cuentes con la ayuda de los mejores especialistas. Te aseguramos que quedarás muy satisfecho.

Más información