empresa limpieza madrid

Limpieza de parqué

14 enero 2016

limpieza de parqueEn la elección de suelos en las comunidades normalmente se escogen las baldosas por su durabilidad y resistencia. Pero en algunos casos, los vecinos eligen colocar en las zonas comunes un material que ofrezca mucha más calidez y un mejor aspecto que las baldosas; nos referimos al suelo de parqué o tarima flotante. El parqué puede ser un material delicado, pero con un correcto mantenimiento y limpieza durará más tiempo. En PuliGaviota haremos una breve explicación de los métodos de limpieza más comunes para mantener el parqué de nuestros clientes como el primer día.

Productos de limpieza

Limpiar un suelo de parqué necesita un tratamiento diferente a cualquier otro tipo de suelo como la baldosa o la piedra. Al ser un material más delicado necesita un cuidado especial y una limpieza más cuidadosa, aunque muchos suelos se venden ya con madera tratada para aumentar su resistencia. En el caso de comunidades,  limpiaremos el parqué del suelo de las zonas comunes como rellanos o entradas de manera eficaz cuidando al máximo la madera para que no se deteriore.

En el proceso de limpieza de los suelos de madera recordamos que es importante aspirarlo cuidadosamente antes para evitar que la suciedad que haya pueda rallar el parqué. Una vez que se ha eliminado la suciedad del suelo se procede al fregado. Para fregar suelos de madera existen una amplia gama de productos en el mercado que además de darle brillo ayuda a su conservación. En otros casos, existen productos para limpiar el suelo en seco sin necesidad de mojarlo. Recuerde que un buen mantenimiento es la clave para un parqué limpio por lo que si no tiene contratado un servicio de limpieza para su comunidad se deben encargar de limpiarlo con una mopa o un trapo seco regularmente para evitar que la suciedad se pegue a la madera y se estropee de forma irremediable.

Evitar la humedad

Aunque la madera del parqué que se coloca en el suelo esté tratada previamente, hay que tener en cuenta que su principal enemigo es el agua. Por lo que recomendamos evitar que se derramen grandes cantidades de agua o una constante exposición a esta y en el caso de que se moje en abundancia de modo accidental, secarlo lo antes posible. De esta manera se asegurará que el parqué escogido dure durante mucho tiempo en un estado impecable y siempre brillante.