empresa limpieza madrid

Cómo limpiar con amoniaco y lejía

24 enero 2018

Consejos para utilizar el amoniaco y la lejía en la limpieza del hogar

¿Sabes si estas haciendo el uso correcto del amoniaco o la lejía? Hoy, como empresa de limpieza te daremos algunos consejos y recomendaciones para que tengas la seguridad y la tranquilidad de que usas de forma adecuada estos químicos en la limpieza de tu hogar.

El amoniaco y la lejía son unos de los productos de limpieza que con más frecuencia se utilizan en una vivienda por sus propiedades desinfectantes, entre otras. Sin embargo, debemos saber cómo manejarlos para o abusar de su uso y sobre todo, para que cumplan con su función en la limpieza del hogar de forma adecuada.

consejos lejia y amoniaco

Las estancias, como oficinas, comunidades de vecinos, empresas, hogares, etc., requieren una serie de cuidados para estar siempre en perfecto estado con el único fin de prestar una calidez y bienestar que nos hagan la estancia mucho más cómoda. Para lograr una estancia limpia y ordenada, la organización es un requisito indispensable.

La limpieza se realizará de forma constante para evitar la acumulación de suciedad y bacterias. Además de un buen ‘planning’, los productos que empleamos también condicionan dicha tarea, en este caso en lo referente al tiempo que podemos dedicarle. Por eso, es importante conocer las funciones y características de los productos que están a nuestro alcance.

La lejía o, también denominada, hipoclorito sódico, es un producto que cumple una función oxidativa es decir que tanto con la  formación como la liberación de radicales libres, nos permite eliminar de forma segura los microorganismos o bacterias que se puedan encontrar sobre la superficie.

Por su parte, el amoniaco, es un producto que cuenta con la cualidad de ser desengrasante y por lo tanto nos ayuda a eliminar manchas sobre textiles como ropa, alfombras, cortinas, etc., además de otras propiedades destacables.

Uso como desinfectante o quitamanchas

¿Aún no sabes cómo utilizar el amoniaco o la lejía para eliminar manchas o para desinfectar superficies? Ambos productos son utilizados en la limpieza del hogar, sin embargo es importante tener en cuenta cuáles son sus propiedades específicas y cómo nos pueden beneficiar para limpiar una superficie en específico.

La lejía, puede ser utilizada para el lavado de ropa blanca por su elevado poder blanqueador y por su ayuda en la limpieza de suciedad, gracias a sus moléculas de cloro. Sin embargo, se debe controlar la cantidad de lejía utilizada, puesto un uso muy concentrado puede producir manchas amarillas en la ropa blanca.

También podemos utilizar la lejía en la limpieza de superficies ya que ayuda a erradicar microorganismos como gérmenes y bacterias. Su uso es especialmente recomendado en estancias como el baño.

Por otra parte, el amoniaco es muy eficaz en la eliminación de manchas. Además de ello, y tal como mencionábamos, destaca por su poder desengrasante lo que lo hace un producto perfecto para limpiar azulejos, cristal, cocina, etc. Sin embargo, para hacer un uso correcto del amoniaco, debemos recordar que este siempre debe ir diluido en agua para evitar intoxicaciones.

Precauciones en el uso del amoniaco y de la lejía

¿Sabes cuáles son las medidas de precaución de debes segur para usar el amoniaco y la lejía de forma segura? Debido a que estos productos utilizados en la limpieza del hogar son altamente corrosivos, deben ser manejados con mucha precaución. En primer lugar te aconsejamos leer las instrucciones de cada fabricante ya que de esta forma podrás saber la cantidad recomendada para su uso.

En segundo lugar, también es importante no mezclar la lejía o el amoniaco con otros productos  ya que de lo contrario se podía producir una liberación de gases tóxicos que podrían ocasionar intoxicaciones.

Más información